Editorial

Published on diciembre 24th, 2012 | by zapata131

0

5 orígenes de algunas tradiciones navideñas

¿De dónde vienen algunas de las más grandes tradiciones que festejamos en estas fiestas? ¿A qué le debemos que en esta época comamos hasta el hartazgo mientras regalamos cosas que nadie quiere envueltas en papeles de diversos colores? ¿Cuál es la razón por la cual nuestras familias se reúnen en un espacio en el que ni siquiera caben, provocando discusiones y descontentos?

Bueno, detrás de estas grandes tradiciones navideñas (y otras) hay muchas explicaciones, algunas son sencillas y otras un poco más complicadas, aquí analizamos 5 tradiciones y les decimos su origen. ¿Qué mejor manera de tener una buena plática para la cena navideña?

Así que sin más, los dejo con el origen de 5 tradiciones de estas fechas:

1. Navidad

¿De dónde viene la celebración de la Navidad? Pues bueno, la mayoría de nosotros la conocemos como la tradición cristiana en la cual se festeja el nacimiento de Cristo— aunque en nuestra sociedad moderna es mucho más. Para nosotros la Navidad representa un momento de alegría y felicidad, un momento para estar al lado de nuestras familias y desearnos lo mejor los unos a los otros. Pero la Navidad como nosotros la conocemos es una evolución de la tradición romana de la Saturnalia, una festividad en la que se honraba —como ya lo han de pensar— a su dios de la agricultura, Saturno, en el solsticio de invierno.

Como ya había una gran celebración que se llevaba a cabo en estas épocas en la que se reverenciaba al sol y a la luz, era algo natural el celebrar el nacimiento del Cristo en estas mismas fechas. Muchos escritores e historiadores romanos ya hacían referencia al 25 de diciembre como una fecha de celebración de las primeras comunidades cristianas en los siglos II y III y ya para el siglo IV se trataba de algo que era ampliamente celebrado.

La verdad es que aunque en Navidad festejamos el nacimiento de Cristo, no hay registros históricos que lo avalen; no se sabe ni la fecha, ni el año, ni si en verdad pasó. Pero que esto no los detenga a la hora de celebrar.

2. Los regalos

Se dice que la tradición de dar regalos se la debemos a los Reyes Magos que visitaron a Jesús y le dieron oro, incienso y mirra. Y bueno, si quieres empezar una tradición navideña, el momento de Navidad suena como el lugar y la hora precisa para hacerlo. Pero es una ¡mentira! Como muchas de las tradiciones que conforman la Navidad moderna, esta tradición tiene un origen pagano.}

De hecho nos regresamos a la Saturnalia. En la celebración de esta fiesta, era común que los niños recibieran muñecos de cera como regalos, una tradición que tiene un origen más bien macabro en si misma: los muñecos representaban los sacrificios que se habían hecho a Saturno como un pago para tener una buena cosecha. Ramas y retoños de ciertas plantas eran regalos comunes también durante la Saturnalia y se regalaban para representar la buena cosecha.

Así que ¿Reyes Magos? ¿Qué tal «dioses romanos»?

3. El árbol de Navidad

El árbol de Navidad es en realidad una tradición más joven de lo que pensábamos. Hoy en día es una tradición occidentalizada en la que adornamos con luces y esferas de vidrio y plástico una construcción artificial que nos recuerda a un árbol. Tradicionalmente se trataba de un árbol natural —que todavía se usa en algunos hogares— y se decoraba con comestibles como manzanas o nueces. La tradición empezó con los estos elementos, los cuales simbolizan en muchas tradiciones pre cristianas la inmortalidad y fortaleza, representadas por los árboles perennes como el pino.

De hecho, las plantas perennes (como los pinos) representaban los mismos valores en varias culturas, desde la egipcia hasta la china. Además de que la adoración a los árboles era algo muy común en Europa durante los tiempos de los druidas y del paganismo. En la tradición cristiana los árboles tenían la doble función de proteger de los demonios y de servir de hogar para las pocas aves que hayan quedado. También se usaron en varias obras de teatro navideñas para representar el Árbol del Bien y el Mal, del que Adán y Eva consumieron el fruto prohibido.

Después de la reforma protestante, los árboles tuvieron un auge entre los mismos como contraparte de los nacimientos católicos.

4. Las medias navideñas

Aquí estamos hablando de una tradición bastante interesante, porque aunque no está tan ampliamente difundida, su origen es bastante antiguo. Muchos saben que San Nicolás es el santo católico que inspiró a Santa Claus, pero pocos saben que la práctica de las medias navideñas rellenas de regalos o dulces está relacionada con él y sus donaciones. Él pensaba que la infancia era un momento que se debía disfrutar, pero con todos los niños menores de diez años que tenían que trabajar, esto no era siempre posible.

Así que San Nicolás se encargaba de dar todo lo que podía: desde comida casera, muebles y ropa. Incluso se decía que daba naranjas, las cuales eran bastantes raras y caras en Licia, la región que ahora es parte de Turquía en Asia Menor, donde él vivía. El problema que tenía era dónde dejar esos regalos para que los niños los pudieran encontrar; según la tradición Nicolás vio las medias secándose sobre la chimenea y dijo «¿por qué no?». De ahí en adelante la tradición se extendió.

Más allá de San Nicolas, y en una tradición más pagana, en algunos países escandinavos los niños dejaban sus zapatos llenos de zanahorias paja u otras comidas similares para que el caballo de Odín —llamado Sleipnir— pudiera comer. En agradecimiento, Odín les dejaba dulces u otros regalos a los niños.

5. Santa Claus

Mucha gente sabe que los orígenes de Santa Claus es el buen San Nicolás, el santo generoso del cual ya hablamos con anterioridad. Pero no es el único personaje en el cual se inspiraron para crear a Santa Claus.

De hecho fue el holandés Sinterklaas —quien a su vez está inspirado en San Nicolás— quien fue la más grande inspiración para Santa Claus. De hecho son casi idénticos, usan rojo y blanco, sbaen si los niños se han portado mal o no y tiene ayudantes llamados  Zwarte Piet. Pero la leyenda tiene una parte más oscura en la cual los Zwarte Piet también se encargaban de castigar a los niños malos. También difiere un poco de Santa Claus por el hecho de que Sinterklaas usa una mitra (un gorro de obispo) y viene en un barco de vapor… desde España.

Otra fuente de inspiración viene de Inglaterra: Father Christmas o Padre Navidad. Se supone que él es la personificación de la alegría de las fiestas. Odín es otra de las posibles inspiraciones, ya que en estas fechas se encargaba de salir a cazar montado en su caballo mágico de ocho piernas y le daría dulces a quien ayudara a alimentarlo, como ya vimos anteriormente.

Al contrario de lo que muchos piensan, no fue Coca Cola quien creó a Santa Claus, sino que ya estaba en el folclor de los Estados Unidos desde finales del siglo XVIII, como una adaptación del reconocido Sinterklaas, aunque por lo visto en alguna parte cambió de lugar de origen y perdió su gorro de obispo.

En realidad Santa Claus es un personaje muy interesante con un origen a la vez polémico y variado, fruto de la suma de muchas tradiciones distintas. Valdría la pena leer un poco más al respecto de este genial personaje.

¿De qué otra tradición les gustaría contarnos sus orígenes? Les sugiero que nos digan en los comentarios, pero rápido, que la cena de Navidad se acerca.

Tags: , ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



Deja un comentario

Back to Top ↑