Hardware

Published on enero 30th, 2013 | by zapata131

2

Blackberry 10: el renacimiento, ¿será suficiente?

RIM acaba de presentar su nuevo sistema operativo, llamado BlackBerry 10, y sus dos nuevas terminales, el Q10 y el Z10 cada cual en su propio estilo (el Z10 siguiendo más las especificaciones de los teléfonos modernos de pantalla touch y el Q10 un terminal fiel al estilo del teclado físico que caracteriza a la marca).

Pero no sólo eso, hoy se anunció también que la compañía cambiaría su nombre oficialmente a BlackBerry, algo que quizás no marque una gran diferencia a la hora de hablar de tecnología pero lo hace cuando hablamos de branding (aunque habrá que ver si se quieren relacionar con una marca que en los últimos años sólo se le ha relacionado con pisapapeles con musiquita).

El momento es crítico, como bien anuncia el NYTimes; aunque BlackBerry no está en una crisis económica como tal (de alguna manera han sobrevivido los embates de un ambiente hostil manejado por un duopolio), la estrategia de la compañía es una situación —prácticamente— de todo por el todo. Por lo visto junto con el cambio de nombre viene un cambio de estrategia en el que se han permitido echar toda la casa por la ventana con una campaña mundial, un lanzamiento con eventos alrededor del mundo e incluso su propia publicidad para el Super Bowl (los minutos más caros e la TV).

Pero no es sólo eso, de alguna manera han redefinido su paradigma de usabilidad, creando un nuevo sistema operativo prácticamente desde cero en torno a QNX, a la vez que cambian completamente el estilo de terminales al que nos tienen acostumbrados, optando por sólo dos terminales que entran en la gama alta y gama media.

La estrella del show es el Z10, el terminal insignia de la nueva generación de BlackBerry; tiene una pantalla de 4,2 pulgadas, una cámara de 8 Mpx, una batería de 1800 mAh, 2 GB de RAM 16 GB de memoria interna expandible mediante micro SD y una pantalla multitouch de 1280 x 768 píxeles de resolución. El hardware no es nada especial, o tan siquiera nada fuera de lo que se esperaría de un teléfono de moderno. Lo interesante es el sistema operativo.

Como un reemplazo para las antiguas versiones de su sistema operativo BlackBerry 10 representa la salida de la marca de una edad oscura de diseño de interfaces y usabilidad; por fin tenemos algo que parece diseñado para un smartphone moderno, a la vez que mantiene la productividad como enfoque central, una característica que en su momento fue la clave del éxito de los dispositivos BlackBerry. No tiene una cámara sobresaliente ni una batería que sea la envidia de la competencia, pero quizás su punto más débil es también su mayor fuerza: correr un sistema operativo completamente nuevo.

Si lo vemos fríamente, es una reinvención total; estamos viendo una terminal que es rápida, tiene un navegador móvil que no le envidia nada a otros y un teclado de software más que bueno. Me gusta la idea de que, al igual que con su tablet, sólo exista un botón y la interfaz se maneje principalmente con gestos. Es arriesgado, pero a la vez es muy importante atreverse a dar ese paso de manera total y no a medias, como pasa en los otros sistemas operativos móviles; habrpa que ver si la curva de aprendizaje es lo suficientemente sencilla.

Y aunque el nuevo software sí ofrece algunas cosas que distintas a lo que estamos acostumbrados a ver, pero —tan siquiera de manera general— tanto el operativo como la tienda de aplicaciones (muy importante) no tienen la robustez que tiene Apple, Google o incluso Microsoft. E cierto que empezar con 700,000 aplicaciones ya funcionando (el doble qde las que tiene Windows Phone) es algo osado, pero lo que no dijeron los ejecutivos de BlackBerry es que —como pasa en la mayoría de las tiendas de aplicaciones— el 99.9% de ellas no son gran cosa. Aunque cubre la cuota básica de Facebook, Twitter, Angry Birds, Rdio, Foursquare, LinkedIn, Evernote y otras más que están presentes en todas las demás plataformas y que ofrecen experiencias similares (sin explotar ea fondo las capacidades particulares de cada sistema operativo).

¿Es suficiente esto para entrar a la guerra por el mercado de los dispositivos móviles?

Si hacemos un análisis y comparamos, la situación de Blackberry es parecida a la que en su momento tuvo Windows Phone: un mercado sumido en un duopolio en el que venir con una nueva alternativa es arriesgado y difícil, pero Microsoft ha demostrado que es posible. Quizás no se han metido de lleno a la guerra, pero poco a poco se están haciendo de usuarios y —lo más importante— están disfrutando sus terminales.

Lo interesante del caso de BlackBerry es el hecho de que aquí se suman a la fórmula de Apple, teniendo la suma de hardware software, lo que da un control mayor sobre la experiencia de usuario.

Así que, de entrada, tenemos una alternativa nueva y es competitiva. Por lo que se puede ver, en materia de nivel tecnológico, experiencia de usuario y cosas nuevas que pueden parecer interesantes, lo tiene todo cubierto. En cuanto a la calidad de las apps, habrá que ver; es necesario incentivar para que la gente empiece a desarrollar para la plataforma y habrpa que ver cómo lo hacen, de entrada la oferta, tan siquiera en número, parece interesante.

Quizás lo más decisivo aquí sea la estrategia de mercado, la cual está enfocada en los «mutitasker hyper connected» según lo que el propio Eduardo Fernández de Blackberry nos explica. De alguna manera piensan cubrir los dos frentes que los hicieron furtes en años pasados: la manera en que los jóvenes adaptan su smartphone y cómoencaja el mismo en la vida profesional.

Los rumores indican que si estos teléfonos no son tan exitosos, BlackBerry podría vender su división de hardware y licenciar el operativo a otras empresas, algo que veo difícil pero posible si es que llegara a suceder. Aunque seguiría siendo extraño tener un HTC o un Samsung con BlackBerry.

A final de cuentas todo se reducirá —a mi parecer— a tres cosas: los desarrolladores (qué tan fácil es desarrollar y publicar aplicaciones), las apps (si es que pueden conseguir que las apps de moda lleguen a BlackBerry 10 lo suficientemente rápido) y qué tantas alianzas puedan hacer con los proveedores de telefonía alrededor del mundo. Si no descuidan estos frentes, los usuarios fieles (que todavía existen) y aquellos que se ven obligados a usar sus terminales podrían dar el primer empujón para lo que podría ser un despegue lento pero seguro.

Veremos si esto basta para convertirse en una alternativa real, o si queda en un sistema operativo más que no la pudo hacer, como WebOS (sigo llorando por él) o Meego (¿por qué, Nokia?).

Tags: , , ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



2 Responses to Blackberry 10: el renacimiento, ¿será suficiente?

  1. Mr. No says:

    No está mal el Z10, solo que es un terminal muy 2012 y pues se siente que llegará tarde (además que parece una versión barata del droid DNA). El OS se ve interesante. Related: http://www.androidcentral.com/specs-battle-blackberry-z10-versus-best-android

  2. Pingback: BufferBuffer | Tu espacio de memoria favorito

Deja un comentario

Back to Top ↑