Software

Published on enero 4th, 2013 | by zapata131

7

Microsoft y la incapacidad para entender a los consumidores

En la variedad está el gusto, dicen por ahí con mucha sabiduría, es por eso que en varios años en los que me he puesto a tratar de variar mis sistemas operativos y me he quedado con el que más me gusta —Ubuntu pero con Gnome Shell—; durante un tiempo trataé de hacer que todos se cambiaran a Ubuntu, después me di cuenta que es mejor que cada quien esté con lo que se sienta a gusto, pero también es genial probar cosas nuevas.

Es por eso que me propuse probar algún dispositivo con Windows 8, aunque no considere acertado su intento de llevar la interfaz Metro a escritorio. Pero después de usar satisfactoriamente Windows 7 cuando tenía que jugar en Steam, creí buena idea probar lo nuevo de Microsoft y dejar mis prejuicios a un lado. Esta es la historia de cómo entendí que aunque esté tratando de usar un dispositivo que promete ser el futuro de la computación (usé una tablet Samsung, convertible al estilo de la Asus Transformer), sólo me topé con algo que ya sabía: Microsoft sigue sin entender a sus consumidores.

De momento todo parecía ir bien, me prestaron el dispositivo nuevo para que «lo dejara usable» (instalara algún software y drivers necesarios) y me dediqué a jugar con él antes de instalar lo que me habían pedido. Mi sorpresa fue que cuando quise conectar un pendrive al USB me topé con algo que pensaría estaba en el pasado:

«Hey, no hay problema Windows. En serio. Sé que empezamos mal porque no me dejas leer mis cómics, pero no hay problema. En verdad, de seguro sólo es algo que pasa una vez y ya». O tal vez no. En fin, hice lo que todo usuario de Windows sabe hacer muy bien y decidí reiniciar pensando que esto había sido un caso excepcional.

El problema es que no fue así, sino que fue algo que se repetía constantemente. Y la tablet no era mía. Así que, cuando después de unas horas pasaron por ella, les dije a sus dueños lo que me había pasado, sólo para que supieran y que no me dijeran nada por haber arruinado su tablet.

Esto pasó hace ya unos días y sus dueños (unos tíos a quienes no veo mucho pero que saben que [sic] me gusta eso de la tecnología) me hablaron para decirme que seguían teniendo problemas, que mi primo había reinstalado drivers e incluso uno de sus amigos había intentado reinstalar el sistema operativo y todo seguía igual.

Quizás muchos de ustedes piensen que estoy exagerando y que no son problemas tan grandes. Y quizás tengan razón. Quizás se reduzcan con un parche y no sucedan tan seguido. O desaparezcan. Pero no debería ser así, si vas a comprar una computadora, tablet o dispositivo nuevo debe funcionar cuando sale de la caja. Debe comportarse tal cual como esperas que se comporte, como te lo han vendido. No así.

Pero el hecho de que pase esto es algo que habla mucho de cómo ve Microsoft a sus usuarios: no los ve. No me explico otra manera en la que, después de decidir renovar su sistema operativo de pies a cabeza, sigan existiendo este tipo de pequeños problemas. No entienden cómo pulir esos ásperos bordes de la usabilidad y de la reputación de la marca, no entienden que mucha gente tiene oportunidad de hablar mal de ellos por detalles como estos. Y los aprovechan.

Si consideramos —por otra parte— la experiencia que tuve con mi Kindle Fire, tenemos algo completamente distinto. ¡Ni siquiera necesita un manual de usuario! El proceso fue más o menos así:

  1. Abrir la caja
  2. Prender la tablet
  3. Hacer la introducción paso a paso
  4. Usar el Kindle Fire

Por otro lado, la experiencia Windows es algo más parecido a algo de este estilo:

  1. Abrir la caja
  2. Prender la tablet
  3. Hacer la introducción paso a paso
  4. Descargar las actualizaciónes usando el Windows Update
  5. Reiniciar
  6. Instalar drivers
  7. Error
  8. Reiniciar
  9. Usar la tablet

Quizás no sea necesario para todos los dispositivos, pero esta es la experiencia clásica que he tenido más de una vez. Pero ¿no estamos en el punto en el que se pueden hacer todas las actualizaciones de manera automática? Si Linux y Mac OS lo pueden hacer ¿es mucho pedir? ¿No pueden funcionar la mayoría de las impresoras con mi sistema operativo sin tener que instalar nada? Mi Ubuntu usa CUPS y nunca he tenido problemas para configurar impresoras (exceptuando algunos contados casos de impresoras inalámbricas). Estos procesos deberían ser lo más transparentes posibles para el usuario. Él no se debería preocupar de eso.

Es por eso por lo que Apple (y Amazon a su restringida geográficamente manera) han dado en el clavo y Windows parece haber abanicado una vez más. Muchos usuarios tienen muchos problemas con cosas que deberían ser simples.

Con una compañía que presume que hasta un niño puede usar sus productos y muchas otras por el estilo parecen haber olvidado el hecho de que una de las cosas con las que más se asocia la marca Windows es con la complejidad. Se asocia con tener que hacer miles de cosas para que tu sistema operativo funcione como quieres. Se asocia con cosas descompuestas, con la pantalla azul de la muerte.

Me atrevería a aseverar que (en algunos casos en los que no está en hardware extraño o muy nuevo) Ubuntu puede ser más sencillo de usar. Y los chicos de Microsoft se han dado cuenta de esto y han hecho una jugada que —a mi parecer— es de muy mal gusto. Se llama UEFI y es el llamdo Extensive Firmware Interface y es una especificación desarrollada por Intel que viene a sustituir al estándar IBM PC BIOS, un puente entre el operativo y el firmware. Lo interesante es que este puente funciona como medida de seguridad para que ningún software malicioso se pueda meter en las partes más sensibles de nuestra computadora dejándola inútil. Pero también sirve para que instalar otro sistema operativo en una computadora con UEFI sea una hazaña bastante difícil. Y con eso Microsoft mata dos pájaros de un tiro: hace su sistema “más seguro” (recordando que es de los más inseguros que existen) a la vez que logran dificultar que puedas instalar algún otro operativo en tu computadora.

Y bueno, retomando el tema de la usabilidad y de lo poco que piensa Microsoft en sus usuarios: no queremos tener que configurar algo por horas para que funcione, cada minuto que tienes que configurar un dispositivo para que funcione es un minuto en el que eres más miserable y menos feliz con tu compra, a menos de que seas un ñoño como muchos de los que están leyendo esto. Pero recuerden que esto va enfocado al usuario promedio.

En resumen: Windows 8 puede verse distinto, sentirse distinto y usarse distinto, pero en el fondo —en la intención— es más de lo mismo. No sé cómo sea el futuro de la electrónica de consumo y de la computación, pero dudo mucho que se parezca a  Windows 8.

Tags: , , ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



7 Responses to Microsoft y la incapacidad para entender a los consumidores

  1. He probado Windows 8 y sigue sin convencerme de dejar la versión 7; y mientras no existan versiones de Adobe, Corel, 3dsMax, otras suites comerciales así como sus respectivos plugins en Linux no será una opción de cambio para algunos.

    Por un momento pensé que windows cambiaría a fondo, pero la interfaz Metro sólo nos dice que han cambiado para seguir igual.

    • zapata131 says:

      Creo que lo has resumido de manera excelente, la Modern UI sólo es —por desgracia— una nueva cara de lo mismo. Yo también uso 7 para jugar, pero no es ni de lejos el lugar en el que me sienta más a gusto. Sólo falta esperar a ver con qué sale Microsoft después y a ver cuándo se le ocurre pensar en usabilidad de manera integral y no sólo en la interfaz.

  2. leninanduin says:

    discrepo sonbre asociar windows a cosas complicadas -para el usuario promesiocreo que es linux lo qie se asocia con esto- en lo que estoy completamente de acuerdo es en la percepcion de que son cosas descompuestas y pantallas azules.

    el tiempo -muy poco afortunadamente- que use una PC con windows 8 se tuvo que reinstalar la tarjeta de red por que no la reconocia a pesar que no era la primera vez que arrancaba el SO.

    dejando de lado la sensacionde ser cuadraplejico al usar windows, win 8 solo reafirmo las recomendaciones que hago a conocidos y amigos – ponle linux o comprate una mac-

    • zapata131 says:

      Windows está asociado con cosas complicadas en el usuario promedio… aquellos que ni siquiera conocen Linux. Y quizás no esté asociado naturalmente, pero desde el momento en que deciden «llamar a un especialista» (que es el amigo/primo/hermano/persona que conocen que “sabe” de computadoras) para resolver un problema, es porque sienten que se les sale de las manos. Y es lo que pasa con la mayoría de la gente. Quizás no lo relacionen a nivel consciente, pero siento que de alguna manera sí lo hacen.

      Sobre Windows 8, el problema desde mi punto de vista es la usabilidad para el usuario promedio, el cual es el factor más importante la mayoría de las veces. Y comparto tu opinión con eso de sentirme un Stephen Hawking sin silla ni voz biónica cada vez que entro a Windows. Aunque —como digo— a veces la costumbre es la que gana por encima de la usabilidad y al final cada quien usa lo que mejor se le acomoda.

  3. Mr. No says:

    Yo instalé windows 8 en mis dos computadoras principales: Mi laptop y la del trabajo, que tiene touchscreen. No he tenido ningún tipo de problema y como power user (sí, el usar shortcuts del teclado hacen de windows 8 una experiencia maravillosa) no podría estar mejor.

    Quizá el problema de la tablet sea de hardware, regrésenla al fabricante.

  4. Pingback: BufferBuffer | Tu espacio de memoria favorito: ciencia, tecnología, Internet y más

Deja un comentario

Back to Top ↑