Editorial

Published on abril 6th, 2013 | by zapata131

6

Linux y videojuegos, ¿una nueva oportunidad?

Durante los últimos seis años mi sistema operativo principal ha sido Linux. Tuve la suerte de que mi papá trabajara en una universidad y la primera vez que usé una computadora con un sistema *NIX fue cuando tenía unos quince o catorce años. Por eso no puedo ser objetivo cuando hablo de Linux y lo que le depara el futuro, pero también por eso me emociona mucho ver lo que está pasando hoy en día.

Cuando escribía para otros blogs más de una vez me decidí a preguntarle a la gente qué se necesitaría para que cambiaran de sistema operativo, muchos dijeron que viniera preinstalado y sin problemas, otros querían programas específicos que no encuentran en esta plataforma (Photoshop y los productos de Adobe, AutoCAD y otros del estilo) y unos últimos querían juegos que no se podían jugar fuera de Windows.

Hoy en día los sistemas operativos GNU/Linux —para los puristas que seguramente leerán esto— han cambiado mucho. Los últimos cinco años han sido una revolución liderada por Canonical y su Ubuntu, Mark Shuttleworth le ha dado estructura, fondos y un modelo de negocios interesante a Linux, algo que ni siquiera Red Hat pudo lograr con su éxito. Ubuntu se encargó de llevar Linux a las computadoras de muchos y mantener vivo el sueño del software libre.

Además, instalar Linux se volvió la cosa más sencilla del mundo. Incluso probarlo sin comprometer mucho es algo sencillo (recordarán a Wubi). Podría apostarle a cualquier persona que es mucho más fácil hacer una instalación de Ubuntu que una instalación de Windows. Unos cuantos clics y el instalador hace todo por ti, ya no es necesario compilar con comandos oscuros que sólo unos pocos iniciados conocían.

Pero hace falta más que discos gratuitos —los extraño—, una imagen bonita y un instalador automático cómodo para convencer a la gente.

Somos animales de costumbres y también nos gustan las cosas sencillas. Así que cuando Dell empezó a vender computadoras con Ubuntu lo vi como una oportunidad. Por desgracia el marketing y la manera en que se las vendían a la gente no tuvo el suficiente impacto para ser algo significativo. No es suficiente eso si no le das más a la gente.

ubuntux51

Por eso cuando Steam —a mi parecer la mejor tienda de videojuegos que hay— anunció en junio del 2012 que iba a lanzar un cliente para Linux me emocioné. Esto significaba que una empresa veía viable invertir dinero, tiempo y esfuerzo en una plataforma que tiene menos del 3% del mercado mundial de computadoras. Y seguramente no es algo que hicieron sólo por hacerlo. Los usuarios de Linux han demostrado que pagan por cosas que valgan la pena —«¿será que por eso no pagan por Windows?», se preguntarán muchos, aunque Windows 7 a mi no me pareció tan malo—; sólo hace falta ver los Humble Indie Bundle para saber que son los usuarios de Linux los que están dispuestos a pagar más por un juego.

Ayer Alienware anunció que lanzaría al mercado una computadora con Ubuntu, la X51. El precio va desde los 599 USD por una computadora con Core i3, 6 GB de RAM, una tarjeta Nvidia GeForce de un GB y un disco duro de 1 TB, una computadora que te permite jugar cualquier juego moderno y que cuesta 100 USD menos que su contraparte con Windows. De alguna manera esto es lo que se necesitaba por parte de Dell para darle un empujón más, tener un combo ganador de computadora, sistema operativo y plataforma de videojuegos que sigue creciendo.

Si Steam es exitoso y costeable, que espero que lo sea, puede ser que pronto veamos a más empresas de software desarrollar para Linux. Yo uso MATLAB para Linux (con la licencia de la universidad) y con eso ya no tengo necesidad de entrar a Windows mas que a jugar League of Legends (que espero pronto tenga un cliente para Linux, por favor, chicos de Riot Games que me leen). Si después vemos que toda la Suite de Adobe está en Linux, o que muchos software “especializado” y muy usado está ahí también, ya no habrá pretextos.

Si muchos, incluso gente que trabajó siempre en proyectos libres como Miguel De Icaza decían que Linux en escritorios estaba muerto —la clásica de Linux es para servidores—, yo creo que los esfuerzos combinados de Ubuntu, Steam y Dell dicen lo contrario.

Creo que estamos muy lejos del mítico año de Linux —sobre todo si pensamos que la computación personal está migrando a plataformas móviles—, pero aún así creo que esta es una de las últimas oportunidades de demostrar que Linux tiene futuro en las computadoras personales. Y es que si les ofrecen una buena computadora, más rápida, hasta el momento sin tantos problemas de seguridad y virus, más barata y que sirve para lo mismo ¿no la comprarían?

Tags: , , ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



6 Responses to Linux y videojuegos, ¿una nueva oportunidad?

  1. ju says:

    Donde puedo Comprar la X51 que mencionaste????

  2. Yo le sumaría el desarrollo de la aplicación para usar Netflix en Ubuntu que salió hace unos meses por parte de la comunidad. En mi opinión, una razón más para dejar Windows o MAC y empezar con Linux. Aunque, claro llamaría más la atención si fuera una aplicación oficial, como lo hizo steam.

    • zapata131 says:

      Igual tienes algo de razón, pero es muy distinto que haya aplicaciones oficiales porque habla acerca de que las empresas ven con buenos ojos (o tan siquiera económicamente víable) hacer negocios en Linux.
      Si netflix saca una versión oficial, es el propio Netflix el que cree en la plataforma; si bien toda la onda de “la comunidad” en el software libre es muy importante, creo que es hora de que las empresas se involucren más, porque son las que tienen la posibilidad de hacer crecer al mercado.
      Lo mismo pasó con Evernote: claro que hay una aplicación para Evernote en Linux, pero fue desarrollada por un grupo de personas que no tienen nada que ver con Evernote. Esto no es bueno ni malo en si mismo, sino que nos habla de la capacidad de las empresas de ver una plataforma como algo en lo que vale la pena invertir.

Deja un comentario

Back to Top ↑