Editorial

Published on octubre 29th, 2014 | by zapata131

0

Amazon Fire Phone: el fuego que nunca encendió

El Amazon Fire Phone ha demostrado ser un duro golpe para los chicos de Amazon. La semana pasada el gigante del comercio electrónico confirmó perdidas de alrededor de 170 millones de dólares en el gadget. siendo el tercer cuarto del 2014 un año récord en pérdidas para Amazon.

Sinceramente la noticia me tomó por sorpresa, ya que el anuncio del Fire Phone fue una noticia que me hizo reflexionar acerca de la posibilidad de que Amazon surgiera como un tercer (quizás cuarto si tomamos en cuenta Windows Phone) poder en el mundo de los smartphones. Con una plataforma de ventas increíblemente competente, un moderado éxito en su incursión en el mundo de las tablets, suficiente público cautivo y un mercado de aplicaciones moderadamente interesante, el desplome del Fire Phone parece algo más que un tropezón en la carrera del Jeff Bezos. A mi parecer, Amazon calculó mal la estrategia necesaria para adentrarse en el mercado de los smartphones.

A pesar de ser fanático del servicio de Amazon y de ser dueño de varios Kindle y Kindle Fire, creo que para el caso de los teléfonos Amazon falló al no intentar algo parecido a lo que había hecho con anterioridad.

Primero lo primero: el precio del Fire Phone es cosa seria. Amazon se había distinguido por sus precios competitivos (con tablets completamente funcionales y con buen hardware desde los 99 USD, por ejemplo) pero en el caso de los teléfonos, parece que olvidaron que los precios accesibles han sido clave para su éxito. En su salida en julio, el teléfono de Amazon costaba $649 USD desbloqueado para cualquier compañía y $199 USD con un contrato de dos años con AT&T en EEUU. Esto es, basicamente, el mismo rango de precios de un iPhone o un Samsung Galaxy. Empezamos mal. Si bien Amazon bajó el precio a 99 centavos en septiembre (con contrato con AT&T) esto parece no haber sido suficiente para poder mejorar las cosas.

A esto debemos sumarle que, aunque los dispositivos de Amazon corren con Android, usan una versión modificada que tiene una tiende de aplicaciones propietaria para los dispositivos de la compañía. Esto significa que los desarrolladores deben hacer veriones distintas de sus apps para el Kindle Fire y el Fire Phone y muchos de ellos no se han tomado la molestia. La Amazon App Store tiene alrededor de 240,000 aplicaciones, que si comparamos con los más de un millón de aplicaciones de la Google Play Store, se queda bastante corto. Además, quizás lo más importante es que faltan muchas de las aplicaciones insignia de Google, así que los dueños de dispositivos Fire no tienen fácil acceso a Gmail, YouTube o Googloe Maps. Además, algunos otros servicios como Dropbox tampoco están presentes.  Si bien es cierto que existen maneras de saltar estas inconveniencias, es un obstáculo más a la hora de que la gente acostumbrada a la simplicidad de los e-readers como el Kindle tiene que superar para que su experiencia sea igual de buena que en un teléfono de otra compañía.

También vale la pena mencionar que Amazon llegó tarde a la batalla, la mayoría de los usuarios ya han sido dueños de uno o más smatphones, lo que de cierta manera genera lealtad a alguna marca o simple costumbre a una interfaz de usuario o modo de usar un dispositivo. Para comparar, Apple va en su octava generación de teléfonos y los dispositivos con Android tienen casi el mismo tiempo en el mercado.

Algo que veo como un gran punto débil del Fire Phone es que sus innovaciones más importantes (como la habilidad de escanear más de 100 millones de objetos del mundo real con sólo presionar un botón) están enfocadas en hacer que la gente compre más de Amazon. Y lo entiendo, si haces un «Amazon Phone» es ideal que tenga integración con tu tienda. Pero si haces que eso sea un punto tan importante limitas el mercado para que sean los clientes más asiduos a Amazon los que más se sientan atraídos por el teléfono.

Otras nuevas características que se ven bastante interesantes, como su tecnología 3D de Dynamic Perspective (que rastrea la posición del observador para crear un efecto 3D en ciertas aplicaciones) no fueron recibidas con mucho entusiasmo y, con buena razón, ya que son características muy específicas que no benefician al grueso de la población.

Veamos por otro lado el gran cambio que hizo Apple en su teléfono: hacer la pantalla m,ás grande más grande (aunque hace años varios fanboys se burlaban del tamaño de los teléfonos Android). Este cambio es una evolución que beneficia al grueso de los usuarios, al igual que el nuevo Apple Pay, el cual funciona en muchos lados fuera del ecosistema de Apple.

Podemos decir que no hay una característica específica que lo defina y que haga que el usuario promedio vaya a comprarlo. Ya hay una gran variedad de teléfonos Android parecidos e incluso con precios más accesibles y ya hay maneras sencillas de comprar en Amazon. De alguna manera el Fire Phone no vino a solucionar ningún problema y no tuvo una característica innnovadora que fuera más allá. Pero tampoco compitió en precio o en accesibilidad a mercados emergentes.

¿Qué ofrece el Amazon Fire Phone? Más de lo mismo. ¿Que obtiene con eso? No mucho. Si Bezos quería adentrarse en el mundo de los teléfonos, quizás debió haber apostado más y con un poco de suerte, el resultado hubiera sido distinto; porque hoy por hoy, el Fire Phone es una llama que no prende.

Tags: , ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



Deja un comentario

Back to Top ↑