Editorial

Published on enero 5th, 2016 | by zapata131

0

El año de Netflix

Todos los años son proclamados “el año de algo” para algún blog. Todos los años desde que salió Ubuntu han sido el año de Linux en el escritorio (que… siendo sinceros, nunca ha sucedido) y muchas veces esos títulos sólo quieren llamar la atención.

Pero este año la industria de la Televisión tradicional debería estar en pánico total. Quizás no esa mucha cosa que Netflix tiene aproximadamente 70 miillones de subscriptores alrededor del mundo y el número sigue creciendo (Netflix sería un país más grande que Francia con sus 68 millones de habitantes, por ejemplo). Quizás es poca cosa que entre todos los usuarios de Netflix se suman más de 100 millones de horas de videos vistos cada día.

Para muchos analistas, el gran problema ha sido que las grandes casas productoras siguen teniendo mucho contenido premium que pueden vender caro, contenido premium que gana premios y que los usuarios quieren y por el que Netflix tiene que pagar cuantiosas sumas para poder presentarlo en su plataforma.

“Entonces Netflix está a merced de BBC, HBO y otras siglas importantes que hacen el contenido bueno” pensarán algunos de ustedes.

 

Y no. Según Rotten Tomatoes, en la lista de las mejores series que están al aire podemos encontrar tres series producidas por Netflix en las primeras cinco posiciones: Making a Murderer, Marvel’s Jessica Jones y Master of None. Hago un pequeño paréntesis para mencionar que dentro de ese top, podemos encontrar de pasada dos series que son producciones originales de Amazon, pero eso sólo habla de cómo están cambiando las cosas.

Hasta antes del 2014, muchos pensaron que Netflix estaría limitando sus ganancias debido a la exhorbitante cantifdad de dinero que las grandes cadenas de televisión o los estudios hollywoodenses pedirían para mantener el contenido que ellos producen en el servicio de streaming. Luego Netflix anunció que empezaría a producir shows originales. La respuesta de muchos fue que esto pondría en gran peligro a Netflix, por poner un ejemplo, Nicholas Thompson de The New Yorker, escribió un artículo preguntando ‘Is Netflix Doomed?‘.

Ahora es la industria de la televisión la que debería tomar nota.

En un principio, la actitud que muchas televisoras tuvieron fue “dejen que lo intenten, hacer buen contenido para la televisión es mucho más difícil de lo que ellos creen”, cuando ahora Netflix ha producido cada año por lo menos un show que ha tenido una calificación de por lo menos 85% positiva por la gente que los ha vistp. Un show al año con un nivel de aceptación de los fans que deja atrás a The Big Bang Theory o How I Met Your Mother (ambos apenas superando el 80%).

La gran pregunta es ¿en algún momento las televisoras en realidad se empeñaron en hacer contenido de calidad? ¿en serio sabían lo que la gente quería?

Lo que ahora vale la pena pensar es ver si la televisión tradicional podrá sobrevivir mientras que Netflix, Amazon y otros, continúan produciendo contenido original de alta calidad que deja muy por detrás a muchas de las grandes producciones de la TV convencional.

Sólo para recordar, aquí hago una pequeña lista de algunos de los shows producidos por Netflix junto con su calificación de la audiencia según Rotten Tomatoes.

  • House of Cards, el drama político más inteligente que he visto en un tiempo (89%)
  • Orange is The New Black, con su combinación de comedia y drama (87%)
  • Marco Polo, la cual no he visto por las opiniones encontradas que ha causado, pero tiene una calificación de la audiencia sorprendentemente positiva a pesar del repudio de la crítica (92%)
  • Bloodline, que en el género del thriller/drama, no es algo que me interese mucho, pero tiene aceptación mayor que House of Cards, por ejemplo (91%)
  • Marvel’s Daredevil, la reivindicación del personaje en live action, después de lo que le había hecho Matt Damon, una gran serie de superhéroes (96%)
  • Club de Cuervos, el primer experimento de una producción de Netflix que no es en inglés (81%)
  • Unbreakable Kimmy Schmidt, una comedia ligera que raya en lo absurdo al más puroe estilo  de Tina Fey (89%)

Y una gran gran lista de producciones originales entre las que hay muchísimos especiales de comediantes, series animadas como BoJack Horseman, series de documentales como Chef’s Table, documentales galardonados como Hot Girls Wanted o  Winter on Fire: Ukraine’s Fight For Freedom.

¿Cuántos shows que podrían haber sido exitosos fueron rechazados por ejecutivos de televisión y cine verán la luz gracias a Netflix o Amazon? ¿Cuánto tardaremos en reemplasar la TV por los serviciós de streaming? ¿Cuánto falta para que Apple y Google entren al juego de la producción de contenido de video?

Quizás no tenga las respuestas a esas preguntas, pero lo que sí sé es que, como consumidor, esto me encanta.

Tags: ,


About the Author

Me encanta leer, escribir y todo lo que se necesita para conectar esos dos. Adoro la ciencia y la tecnología; me interesa conocer las maneras en que éstas cambian al mundo. Sci-fi, ASOIAF, TV Series, Cómics, Libros y todo lo demás.



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • En Facebook:

  • Suscríbete vía email

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.